PARLAMENTO

Bajo acusaciones de cobardía, el Senado liquidó Pluna Ente

El Frente Amplio replicó diciéndole a la oposición que son “adolescentes”.

La situación derivada de la posesión de fueros vuelve al primer plano. Foto: Francisco Flores
Acalorado debate en el Senado por Pluna Ente. Foto: Francisco Flores

Es probable que no sea la última vez que se hable del cierre de Pluna, su liquidación y el funcionamiento de Pluna Ente Autónomo. Pero la discusión del Senado cuando se sancionó la liquidación del ente que administró los restos de la aerolínea, quedará como una de las más duras de los últimos tiempos.

“¡Son unos cobardes…!”, proclamó el senador colorado Pedro Bordaberry al responderle al Frente Amplio que no quiso debatir sobre el tema de Pluna en general. Mientras, el frenteamplista Rafael Michelini acusó a la oposición de ser “unos adolescentes” por no apoyar ninguna salida para la aerolínea. Esto hizo que el debate subiera de tono a un punto tal que la presidenta del cuerpo Lucía Topolansky anunció que podaría la versión taquigráfica para eliminar todos los agravios que se intercambiaron los senadores.

Si bien el proyecto de liquidación de Pluna Ente se votó por unanimidad, la división de aguas volvió a quedar expuesta. El expresidente José Mujica volvió a echar sobre sus hombros la responsabilidad por el cierre de la aerolínea, pero aludió al pasado cuando acusó a los nacionalistas de deber información sobre el problema con el cierre de los bancos en el gobierno de Luis Alberto Lacalle, o “los decretos de flexibilización forestal”.

“Seguramente nos equivocamos con Pluna y yo asumo la responsabilidad. Les dije a los ministros ‘vamos a tratar de deshacernos de este entuerto’ y salió mal la cosa”, admitió Mujica. “Pero nunca nadie ha reconocido el descalabro de los bancos, la década de atraso cambiario, la historia de las reuniones con algunos empresarios”, recordó el exmandatario. “A cada cual lo suyo y que la gente laude”, terminó.

Michelini dijo que “el gobierno intentó todo luego del fracaso de Varig”, y que “en cada circunstancia la oposición dijo que no. Pero nunca se tuvo la valentía de plantear un camino. Siempre se comportaron como adolescentes”. Mientras hablaba, Bordaberry comenzó a gritarle y Topolansky debió pedirle al colorado que se callara. “Los tiempos en que se callaba a la gente terminaron, senador Bordaberry”, replicó Michelini. “La libertad es más fuerte. Se comportaron como adolescentes”, insistió Michelini.

“No griten todos a la vez porque no nos escuchamos”, reclamó Topolansky.

Cuando le tocó hablar a Bordaberry, pidió reabrir el debate, apoyado por el nacionalista Luis Heber, pero el Frente se opuso. Le apuntó a Michelini cuando dijo que “peor que ser adolescente es ser infantil. Acá hay infantilismo. Porque sin reabrir el debate no se les puede contestar. Y eso es una cobardía. Cobardes! No se animan a debatir”, le gritó Bordaberry a la bancada oficialista.

Llovieron los gritos sobre el senador colorado y Topolansky le pidió compostura. “Hablar del Banco Pan de Azúcar, de los bancos, pero ché…!. Y la garantía del Scotiabank ¿quién la está pagando?. Viven en un mundo de fantasía. Sé que les duele (Pluna) porque hicieron una macana grande como una casa. Si van a poner en la cuenta los bancos, pongamos los US$ 1.000 millones de Ancap. Yo presencié cuando el presidente Jorge Batlle le pidió a Varig que capitalizara Pluna para entregarla en orden. Y si después no la supieron gestionar y perdieron dinero, es un problema de ustedes”, remató Bordaberry.

“Si la oposición es adolescente, tengan la certeza que el Poder Judicial es bien mayor y por eso terminaron procesados todos los que terminaron”, apuntó luego el nacionalista Sebastian Da Silva.

El senador colorado José Amorín afirmó que el episodio Pluna “terminó con un remate trucho, un comprador trucho, una empresa trucha, un aval trucho pasándolo por televisión. Fue una vergüenza”. Y agregó que fue “el engaño más grande de la historia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)