JUSTICIA

Ingresan menos presos a penales por el nuevo CPP

La baja se percibió en el Comcar, Paysandú y Maldonado.

Jerarcas de cárceles señalaron operadores judiciales que pronto habrá plazas vacías. Foto: F, Ponzetto
Jerarcas de cárceles señalaron operadores judiciales que pronto habrá plazas vacías. Foto: F, Ponzetto

En el mes de noviembre pasado, con la aplicación del nuevo Código de Proceso Penal (CPP), cayó el número de encarcelamientos. En Paysandú, antes de la aplicación del CPP, se procesaban con prisión 40 personas por mes. Con el nuevo código solo un individuo marchó a la cárcel en noviembre allí. El promedio histórico de ingresos al Comcar era de 60 personas por semana y en noviembre se produjeron 30 entradas.También disminuyeron notoriamente los ingresos en Artigas, Maldonado y Rivera, entre otros penales.

Según una investigación realizada por operadores judiciales, con el viejo código se realizaban 15 procesamientos diarios en los cuatro juzgados penales de Montevideo. Hoy la actividad de los juzgados es mucho menor: se efectuaron 16 formalizaciones de investigaciones penales en noviembre.

Un magistrado dijo ayer a El País que, en el primer mes de aplicación del nuevo código, solo ordenó seis formalizaciones. Otros jueces relataron lo mismo. Para entretenerse, asisten a audiencias de colegas.

La caída de los procesamientos con prisión se debe a varios factores: con el nuevo código los fiscales deben solicitar más pruebas y la autorización del juez para que la Policía detenga a una persona sospechosa de ser autor de un delito. Antes la Policía lo detenía sin miramientos e informaba por teléfono al juez.

Con el nuevo CPP, los procesamientos disminuyeron con la aplicación de figuras como la mediación o la suspensión del proceso a prueba, entre otras. Es decir, hay más garantías para los acusados.

El martes 5, en una asamblea de la asociación de fiscales, se cuestionó la aplicación del nuevo Código de Proceso Penal. Los fiscales criticaron el excesivo trabajo y reclamaron más funcionarios, entre otras medidas. "La estructura de este código se pensó para captar el 100% de las denuncias, pero con el mismo personal que el anterior que solo cubría un 5% de las mismas", dijo una fiscal.

Algunos fiscales se quejaron de que tenían más de 1.000 expedientes para analizar y que, en cualquier momento, uno de ellos podría generar un sumario en su contra. Por ejemplo, una participante de la asamblea dijo que la Fiscalía de Delitos Sexuales tenía más de 1.100 expedientes para investigar y la de Delitos Económicos 320.

Para reducir la sobrecarga de trabajo de los fiscales de Flagrancia, el fiscal de Corte Jorge Díaz propuso eliminar las cinco fiscalías de Otros Delitos. Los fiscales titulares y adjuntos pasarían a Flagrancia. Sin embargo, la gremial rechazó la propuesta.

Tanto la Corte como la Fiscalía de Corte consideran que el nivel de actividad con la aplicación del nuevo Código ya alcanzó un ritmo similar al viejo CPP, y que esta se incrementará cuando comiencen a formalizarse investigaciones que realizan fiscalías especializadas.

Los jueces que trabajan expedientes del viejo código también reclaman más personal. Además de dictar sentencias, muchos hacen cedulones de notificaciones, cosen expedientes y colaboran con el giro de los mismos. Entienden que esa es la única forma de que no colapsen aún más juzgados que tienen muchos presos sin sentencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)