PELIGROS DE LOS MUNDOS VIRTUALES

Investigan la red social con la que Brissa contactó al asesino

La aplicación Amino tiene 5 millones de usuarios hispanoparlantes.

Manifestación: feministas marcharon ayer por 18 de Julio. Foto: Marcelo Bonjour
Manifestación: feministas marcharon ayer por 18 de Julio. Foto: Marcelo Bonjour

El Ministerio del Interior investiga la aplicación Amino, un servicio de comunidades y chat en Internet, con la que Brissa González se contactó con su homicida.

En la tarde en la que los padres de la niña realizaron la denuncia policial, funcionarios de esa cartera acudieron a su escuela y entrevistaron a las alumnas. En la noche, luego de que revisaron su computadora y el celular, detectaron que era usuaria de Amino, una aplicación que solo en español tiene 5 millones de usuarios.

Un día más tarde, un equipo del Ministerio del Interior se instaló en la escuela de Brissa. Hablaron con los maestros y se acordó llamar a los padres y a sus hijos para conversar acerca de este entretenimiento.

Amino, autopromocionada como una "red de comunidades" que permite "explorar, descubrir y obsesionarte con cosas que te interesan", permite crear "mundos virtuales", comunidades sobre temas que les interesen a los usuarios. Allí hay de todo: cantantes, series, fútbol, libros. Se puede encontrar comunidades de "Soy Luna", la serie infantil, hasta de equipos de fútbol. "Cada comunidad tiene contenido genial, las personas más amables y eventos interesantes", se promociona en la descripción de las tiendas en donde se puede descargar.

El perfil falso.

El sociólogo Gustavo Leal, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, contó que en el taller le pidió a los niños que le explicaran cómo crearse una cuenta.

El servicio pide que se digite un número de teléfono o un correo electrónico. Luego, solicita que se ingrese un nombre que puede ser inventado, tal como sucede en otras redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram.

"Los mundos virtuales tienen una capacidad de seducción muy interesante", comentó Leal a Canal 10.

Estas comunidades permiten subir fotos, videos, audios y cuenta con un chat público, en donde se puede entrar en contacto con terceros. También es posible tener un chat privado con otra persona, con la cual se puede realizar una llamada al estilo de servicios de mensajería como WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger.

En Amino también se forman comunidades para participar de juegos de rol online. Es decir, el usuario crea un personaje dentro del marco del grupo de interés y con este cumple los objetivos del juego. Por ejemplo, en un mundo virtual como una banda de música, un niño puede jugar a ser el cantante y otro a ser el manager.

La app permite que los usuarios "crezcan en poder". Significa que más y más usuarios lo sigan, lo que generará que aparezca con más frecuencia para ser seguido.

"Eso te permite influenciar y estar en la conversación pública", comentó Leal. Cada comunidad cuenta con líderes y curadores.

El director del Ministerio del Interior le pidió a los alumnos que le indicaran qué tenía que hacer para ganar seguidores fácilmente. "A los pocos segundos me empezaron a llegar notificaciones. Hoy tengo 1.000 seguidores", contó.

Leal aseguró que entre los niños hay un interés en lograr un mayor "estatus" en el mundo virtual. "Soy popular cuanto más likes (me gusta) tengo. A muchos amigos quizás no los conozco personalmente, simplemente quiero que le den muchos like", comentó Leal.

Luego de la experiencia de este taller, tras un trabajo de Inteligencia, los técnicos del Ministerio del Interior lograron identificar perfiles de personas que interactuaban con niñas de la escuela a la que acudía Brissa. "Mantenían un tipo de conversación que no era adecuada a su propia edad, porque preguntaban por situaciones que no correspondía", comentó.

Ante esta realidad, los expertos recomendaron que no se debe prohibir estas actividades virtuales, sino educar. "No hay que anularlas porque las redes sociales llegaron para quedarse", comentó Leal.

Feministas volvieron a marchar en 18 de Julio

Como ocurrió el lunes 27 de noviembre, y también diez días antes, tras los asesinatos de las niñas Valentina Walter y Brissa González, el movimiento "Feministas en Alerta" convocó a otra manifestación en el centro de Montevideo por el reciente femicidio en la ciudad de Dolores (Soriano), y reclamó por otras adolescentes desaparecidas hace meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos