UN CLÁSICO

Otra vez: suben las tarifas y la oposición denuncia ajuste fiscal

El alza pone un piso de 0,7% a la inflación de enero; críticas de industriales y del agro.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Fue hace poco tiempo. El pasado 15 de septiembre el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo a El País que "en base a la mejora de gestión de Ancap y sus resultados, le vamos a dar prioridad a nuevas reducciones en los precios del gasoil". Respecto a UTE, el ministro señaló que era partidario de que la mejora de resultados "se refleje" en los precios "que pagan los consumidores". Por su parte, el 19 de septiembre, el presidente Tabaré Vázquez dijo: "trabajamos fuertemente para ver si podemos bajar el costo de las tarifas de combustibles y eléctrica".

Un poco menos de tres meses después, el gobierno anunció lo que la oposición de inmediato consideró un "tarifazo", y lo que también cuestionaron las gremiales empresariales.

En la Torre Ejecutiva, en ausencia de Astori, la ministra de Industria, Carolina Cosse, y el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, anunciaron que UTE subirá 3,2% a partir del 1°de enero, Antel y OSE 6,5%, las naftas 9,8% y el gasoil 4,8%. Los jerarcas se ocuparon de destacar que en el caso de Antel y OSE el alza equivale a la inflación, y en el caso de UTE el porcentaje es inferior.

De acuerdo con cálculos de El País, los aumentos agregarán 0,7% al índice inflacionario de enero. En años anteriores ese mes ha sido el de mayor incremento en los precios al consumo como consecuencia del impacto del alza de las tarifas.

Con respecto a UTE, todo indica que hubo una transacción dentro del gobierno. Astori pretendía un incremento de 7% y los servicios técnicos de UTE creían que era posible una rebaja, y esto generó desencuentros dentro del oficialismo. Pero UTE hoy tiene un rol clave para las cuentas públicas. Hasta septiembre de este año había aportado US$ 400 millones a Rentas Generales, el 80% de lo que volcaron las empresas del Estado.

Cosse argumentó que "le estamos diciendo a la ciudadanía que gracias a un desarrollo eficiente de UTE, el ajuste es solo a la mitad de la inflación". El diputado oficialista Alfredo Asti tuiteó que hay analizar las tarifas "mirando la película completa", y argumentó que en la última década cayeron en términos reales las de la electricidad. Según cálculos del Ministerio de Economía y Finanzas y del Instituto Nacional de Estadísticas, el índice ponderado de las tarifas públicas cayó 27% con respecto al Índice de Precios al Consumo entre 2005 y 2017, y 53% frente al Índice Medio de Salarios.

Gremiales.

Las gremiales empresariales, cuya confederación envió al presidente Tabaré Vázquez una carta recientemente pidiendo rebajas en el costo de la energía, reaccionaron con molestias. Jorge Riani, presidente de la Federación Rural, dijo que "estamos totalmente en contra" porque "nos están jorobando", y ejemplificó que el incremento del gasoil puede afectar mucho al sector arrocero. "Nos estamos quejando del problema de competitividad y el aumento de costos. Las empresas públicas están actuando como organismos recaudadores", dijo Riani. Un productor artiguense, dijo que en Brasil el gasoil cuesta 25% menos.

El presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, se preguntó: "Cuando se habla de acuerdos comerciales, ¿se piensa que todos estos precios van a poder seguir así, que se va a poder hacer un acuerdo comercial con estas dificultades de competitividad que cada vez se profundizan más? No está bien razonado desde nuestro punto de vista. Los precios administrados o responden a los costos o no tienen sentido. Nos seguimos distanciando, con esto se sigue perdiendo competitvidad. Nadie esperaba hoy esta suba", sostuvo.

A comisión.

Rápidamente, el senador colorado José Amorín y el blanco Álvaro Delgado pidieron que este mes vayan a la comisión de Industria del Senado Astori y Cosse.

Delgado dijo a El País que "el ajuste es sorprendente e indignante". "Se dieron cuenta que no pueden subir impuestos y están haciendo un ajuste que ya no es encubierto. UTE ganará este año US$ 700 millones. Bajó el costo de abastecer la demanda porque hubo agua y se usaron más las renovables. Y la nafta tiene un aumento exhorbitante pese a que el dólar no subió. Ancap sobrerrecaudó dos años y podría ahora, al menos, mantener los precios. Podrían no ajustar el Imesi que representa el 48% del precio de la nafta", dijo Delgado. Denunció también que los incrementos no pasaron por los directorios de las empresas públicas.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, escribió en Twitter: "Tarifazo vergonzoso, mientras sigue gasto descontrolado y el gobierno presentó y defiende proyecto que representa US$ 3700 millones de aumento de gasto y seguimos pagando todos el despilfarro de la fiesta del gobierno de Mujica".

El senador Amorín escribió que "hace meses que Vázquez y ellos (los ministros) le mienten a los uruguayos mientras preparaban nuevo capítulo del ajuste fiscal".

LA REGIÓN
El Consejo Directivo eligió a Murara como presidente. Foto: Darwin Borrelli
Gabriel Murara 
Presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay“En Brasil, dependiendo de la región, la electricidad puede ser un poco más barata en un lugar o bastante más barata.
En Argentina están a US$ 90 el megavatio y nosotros a US$ 130. Los contratos nuevos allí y en Chile no llegan a US$ 50”.
VORACIDAD
Luis Lacalle Pou en el acto de cierre de año de la Lista 404. Foto: Marcelo Bonjour
Luis Lacalle Pou
Senador blanco“Pasa en cualquier familia que se administra mal. Si se gasta más de lo que entra alguien lo tiene que pagar. A diferencia de una familia que paga con su propio salario, el gobierno le hace pagar con los ingresos a cada uruguayo. Es un gobierno voraz”.
IRRESPONSABILIDAD
Pablo Mieres. Foto: Ariel Colmegna
Pablo Mieres
Senador independiente“Tenemos una pésima opinión. Va a contramano de la competitividad del sector productivo. La tarifa de UTE podía bajar. Es lo de siempre, el gobierno usa las tarifas para un ajuste. El gobierno sigue con una irresponsabilidad total tolerando situaciones de gasto”.

El aumento bajo la lupa

En gasoil se nota brecha con región

El economista Pablo Rosselli, de la consultora Deloitte, consideró que “en un país en que la inflación es de 6 o 7% anual es razonable que una vez al año haya ajuste de tarifas para mantener relativamente su valor en términos reales, lo que no implica desconocer la pertinencia de la discusión acerca de qué tan eficientes son las empresas públicas ni la discusión acerca de si deberíamos tener tarifas más comparables a las referencias internacionales”. “Esto último es particularmente relevante en el caso de los precios del gasoil que son sustancialmente más altos que las paridades de importación”, sostuvo. Para Rosselli es evidente que se pide más a las empresas en el marco de un ajuste fiscal.

Promesas “sin ningún asidero”

Para Rosselli “hubo un problema de comunicación muy importante con respecto a las consecuencias del cambio de matriz energética”. “La introducción del cambio evitó aumentos de tarifas y le dio más certeza al costo de generación de lo que teníamos antes cuando dependíamos mucho de la energía térmica. Las tarifas en términos reales de la energía bajaron 10% desde el inicio de esta década. Es muy inferior a las expectativas que se generaron y a algunos anuncios hechos durante la campaña electoral que no tenían ningún asidero”, sostuvo. Para Rosselli, además, deben hacerse explícitos y a cargo de Rentas Generales algunos subsidios como el que recibe el gasoil para el transporte público de pasajeros.

Denuncian subsidio a la industria

El sindicato de UTE considera que los hogares con su factura mensual están subsidiando indirectamente a las empresas. “En definitiva, se paga mucho para garantizar que los medianos y grandes consumidores de energía eléctrica paguen poco, y para que los generadores privados de energía se sigan enriqueciendo con el abusivo negocio del cambio de la matriz energética”, dice un comunicado del gremio.

“A esto hay que sumarle que desde el Ministerio de Economía se está literalmente ‘exprimiendo’ a UTE para aumentar la recaudación. Esto se refleja en las tarifas elevadas y en los recortes presupuestales que terminan pasando infraestructura a capitales privados”, agrega.

El impacto para mejorar las cuentas será pasajero

Para el economista Aldo Lema, de Vixion Consultores, el incremento tarifario tiene que ver con el alza de costos de las empresas públicas, derivada de que Uruguay sigue teniendo una inflación elevada, con una necesidad fiscal (en particular en el caso de UTE que logró bajar sus costos de generación) y con la necesidad de estabilización financiera que todavía tiene Ancap. Los porcentajes de incremento "están más o menos dentro de lo esperable", consideró, y pueden tener una incidencia marginal en la reducción del desequilibrio de las cuentas públicas a comienzos del próximo año. De todas formas, Lema considera que será un efecto pasajero y que es improbable que el gobierno cumpla su meta de llegar a 2019 con un desequilibrio fiscal de 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Esto llevará a que el ministro de Economía del próximo gobierno vaya a tener un "gran desafío" porque seguramente el déficit rondará los 4 puntos del producto.

En cuanto a la inflación de enero se ubicará entre 2 y 2,5% y probablemente "esté tocando piso". Según Lema, hay indicios preocupantes de que la inflación estructural podría estar acelerándose. Seguramente el alza de los precios al consumo se acelere en 2018 y en 2019 como consecuencia de la mayor actividad y de la expansión monetaria, lo que se reflejará en las negociaciones salariales del próximo año, opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)